Saltar al contenido

Antioxidante Natural Durante Ciclo de Esteroides

sandia durante ciclo de esteroides

Sabroso y f√°cil de encontrar en cualquier √©poca del a√Īo. La sand√≠a es una fruta que merece un espacio en su men√ļ, gracias a los muchos beneficios que ofrece para la salud. Vea cu√°les incluir en la lista de la feria ahora mismo. La sand√≠a es un antioxidante muy bueno que debes y tienes que tomar durante tu ciclo de esteroides.

Beneficios de la sandía

Ayuda a desabrochar

La fruta tiene un 92% de agua, un factor esencial para no descuidar la hidratación. Aliado al agua, el magnesio y el potasio presentes en la sandía dan fuerza a las molestias causadas por la hinchazón.

En los días más cálidos, cuando el cuerpo tiende a acumular más líquido, el consejo es disfrutar de la fruta sin temor a que se gane las manos en la balanza (la porción de 100g tiene 31 kcal), ya sea en trozos o en forma de jugo.

Fortalece el sistema inmunológico

La sandía es abundante en sales minerales Рcalcio, sodio, hierro, magnesio y potasio. Estos nutrientes son campeones en ayudar a la inmunidad, así como otras funciones importantes.

El hierro, por ejemplo, act√ļa en la prevenci√≥n de la anemia; el calcio compone la estructura de los huesos; y el magnesio y el potasio tienen acci√≥n diur√©tica.

Rico en antioxidantes

La fruta proporciona vitamina C y carotenoides, antioxidantes responsables de la coloración roja. Juntos, forman un grupo de trabajo para prevenir el envejecimiento prematuro, equilibrar las funciones del cuerpo y dar un impulso a la inmunidad, especialmente a través de la vitamina C.

Hay estudios que defienden el consumo de sandía para ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Razón de más para garantizar su parte de salud.

Previene y alivia las condiciones inflamatorias

Los antioxidantes tambi√©n tienen la funci√≥n de regenerar el tejido y prevenir la inflamaci√≥n. Tambi√©n existe un nutriente, llamado cucurbitacina E, que es otro tipo de poderoso antioxidante que desempe√Īa el papel de deflamar.

Por ello, muchos especialistas recomiendan su consumo para enfermedades de diverso orden, como las de origen respiratorio. En 2015, se realizó un estudio con ratas de laboratorio que ingirieron polvo de sandía.

En comparación con un grupo de otras ratas que no consumieron el alimento, las que comieron la fruta tuvieron niveles más bajos de inflamación y de estrés oxidativo.

Gran fuente de energía

¬ŅEntrenaste duro? Porque la sand√≠a ofrece sales minerales, vitaminas y fructosa, lo que le da una carga de energ√≠a y ayuda a reponer los nutrientes perdidos (potasio y sodio, por ejemplo).

Capaz de prevenir la obesidad

Esto es sugerido por una investigación publicada en la Revista America de Nutricion, que detectó la presencia de arginina, un aminoácido que puede ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad.

El estudio evaluó ratas durante 12 semanas. Durante este período, los roedores se adhirieron a una dieta alta en grasas combinada con la suplementación de arginina. Al final de la investigación, los científicos observaron que los animales tenían una reducción de hasta el 60% de la grasa corporal.

Pero cuidado: esto no significa que la sand√≠a sea la √ļnica responsable contra la obesidad. El problema es una enfermedad y requiere un seguimiento espec√≠fico, una dieta equilibrada y otros h√°bitos saludables para ser combatido.

¬ŅEs mejor hacer jugo de frutas o comerlas directamente?

Ambas alternativas son v√°lidas siempre que la versi√≥n de zumo contenga s√≥lo la fruta. Evite a√Īadir az√ļcar, que aumenta las calor√≠as de la bebida y no a√Īade ning√ļn valor nutritivo.

Una forma deliciosa es batir la sand√≠a congelada con agua de coco, que mejora la hidrataci√≥n y es extremadamente refrescante. En el caso de la fruta fresca, m√©zclala con las ensaladas dulces y saladas, para innovar su gusto y su men√ļ.

Cantidad recomendada

Lo ideal es consumir hasta 200 g por día, pero para cada persona (y necesidad) hay una cantidad diferente.

  • Valor energ√©tico: 32,6 kcal
  • Hidratos de carbono: 8.1g
  • Prote√≠nas: 0,9g
  • Fibras alimentarias: 0,1g
  • Calcio: 7,7 mg
  • Vitamina C: 6,2 mg
  • Manganeso: 0,1 mg
  • Magnesio: 9.6 mg
  • F√≥sforo: 12,2 mg
  • Hierro: 0,2 mg
  • Potasio: 104,0 mg
  • Zinc: 0,1 mg